1717

Gordogana

El objeto del proyecto era la reforma de la cubierta de un palacio barroco, inscrito como BIC con categoría de Monumento. Estaba enclavado entre el río herrerías, afluente del río Cadagua y un robledal a las faldas del monte de Ugarte. El uso original y actual del Palacio era residencial que ya se percibía en su esquema funcional.

Se trataba de un palacio residencial barroco construido en el siglo XVIII, con un perfil compacto y planta rectangular. La estructura principal, se componía de pilares y vigas de madera de roble y castaño de gruesa escuadría en su interior y el muro de mampostería en el perímetro, sobre los que descansaban la solivería y las tablas que formaban el forjado y el pavimento.

Se caracterizaba por sus fachadas aparejadas con el habitual mampuesto y reforzadas mediante bloques de sillares en esquineros y vanos. La piedra empleada era de arenisca y caliza unida con argamasa y áridos. La fachada principal, orientada al noreste, era una fachada austera que se organiza en cuatro ejes. En planta baja disponía de acceso y dos vanos en los extremos; en planta primera, cuatro puertas balconeras, con antepecho de hierro en los extremos y con un balcón corrido sobre peana pétrea común en los dos vanos centrales, por último, cuatro vanos en planta segunda de dimensiones similares a las de planta baja. En el eje central lucía un escudo armero. La cubierta a cuatro aguas, estaba formada por escuadrías de roble y castaño de dimensiones medias, con un corto tirante paralelo a la fachada principal, un entablado y la teja de acabado. Se conservaba en bastante buen estado gracias a la ventilación continua, aunque presentaba ataques de diferentes organismos debidos a las filtraciones en los encuentros con muros, cumbreras y limatesas donde se acumulaba un grado de humedad alto. Estás patologías se veían agravadas en la cubierta del volumen anexo por falta de ventilación.

El proyecto se ejecutó con la intención de pasar desapercibido, de limitarse a recomponer la cubierta con el único fin de hacer un espacio habitable y salubre, respetando la lógica constructiva tradicional. Se analizó el estado de la estructura, en cuanto a su grado de conservación, posibles patología, etc. Tras el examen, se valoró la actuación sobre cada elemento dañado, bien su recuperación o sustitución. La vocación de aquellas acciones era mantener la sintonía existente, o utilizar tecnología de aquel momento para resolver los empalmes o injertos de piezas. En caso de hubiera que sustituirlas, se buscaron piezas similares de demoliciones con la misma escuadría y vejez. Toda la estructura fue sometida a un tratamiento curativo insecticida y fungicida.

En definitiva, era un planteamiento exhaustivo en cuanto a conservación y recuperación de la madera y sencillo en cuanto a la resolución constructiva.

Presupuesto
<50.000
Año
2018
Tipología
Residencial
Localización
Gordexola, Bizkaia
Escala
400m2
Distinción
Intervención en el Patrimonio Histórico