1814

Hondarribi

El cometido del proyecto era el de implantar un negocio centenario unido a la tradición bilbaina en la capital guipuzcoana. El local comercial objeto, antigua oficina de seguros, disponía de una planta baja y una planta sótano. Se situaba en el ensanche de San Sebastián y la edificación era propia de la tipología típica de los planeamientos urbanísticos de la época en que se desarrolla, 1906. En los años 60 se suplementaron dos plantas al bloque residencial; este hecho fue determinante en la confección del encargo.

El proyecto, en cuanto a imagen de marca, respetó los deseos del promotor de mantener el tono y la estética de los otros locales ya implantados en otros municipios. A nivel formal, hicimos nuestros los deseos del promotor en la elección de materiales y en el concepto global del diseño de la organización del local. La aportación más significativa fue la de abrir un ventanal a patio interior de manzana que comunicará visualmente el acceso a la tienda a través de su diagonal opuesta.

El verdadero reto arquitectónico estuvo en la parte oculta, es decir, en los trabajos de consolidación y refuerzo estructural que se hicieron en proyecto y una vez terminados los derribos. El forjado que divide las plantas se debía reforzar para satisfacer las nuevas solicitaciones de carga derivadas del nuevo uso, con la salvedad de que, por estudios previos, se determinó que no se podían cargar más los pilares centrales. Además, debido al firme arenoso tampoco eran viables nuevos apoyos cimentados. Hubo que conducir las cargas a los muros de mampostería perimetrales con perfilería de acero laminado sin sobrecargar los pilares de sótano (para que no sufrieran asiento), que no fue tarea fácil. Por otro lado, terminados los trabajos de derribos, se observó que los elementos que componían el forjado de madera divisorio con el uso residencial, presentaban unas deformaciones del orden de 10 veces superior a la normativa actual y que los pilares tenían peligro de pandeo. Se procedió al cálculo y refuerzo con madera microlaminada LVL de las vigas principales, para ganar más inercia y sección eficaz, sin tener la necesidad de incorporar ningún elemento vertical suplementario que acortara las luces, mientras que en los pilares el objetivo fue aumentar su inercia y capacidad de carga, a la vez que se reducía su esbeltez. Esto producía que la tensión límite de los elementos aumentara y pudieran soportar las solicitaciones acorde con el CTE.

Presupuesto
350.000 €
Cliente
Zubiri 1908
Constructor
DG Construcciones S.L.
Año
2019
Colaborador
ISOSTATIKA (estruct.)
Tipología
Comercial
Fotografía
Biderbost Photo
Localización
Ensanche, Donostia, Gipuzkoa
Escala
300m2