1903

La Ferme

“LA FERME” es un proyecto de vivienda unifamiliar diseñado para una familia. Es una parcela ajustada, resultado de una reparcelación ordenada según un Plan Parcial para el desarrollo de viviendas de baja densidad. Presenta una topografía fácilmente perceptible con un desnivel de 4 metros en el eje norte-sur. La premisa marcada por el cliente de que la vivienda y el jardín estuvieran al mismo nivel, fue el punto de partida y orientó las decisiones que fundamentan el proyecto.

Se realizó un esmerado trabajo sobre el nivel de implantación de la huella para conseguir que el volumen no quedase excesivamente enterrado con respecto a las viviendas colindantes y forzase un brusco acceso peatonal. Es por ello que se materializó un zócalo comprimido de ladrillo de planta retranqueada para dar cumplimiento a las exigencias urbanísticas y absorber el desnivel que había desde la calle. Sobre él, se apoyó una ligera caja de madera “La Ferme” de geometría rotunda pero sencilla que se encargaba de centrar el protagonismo desde la calle y permitía contemplar las vistas lejanas desde su interior. La proyección de la caja sobre el zócalo acogía el porche en relación directa con la cocina-comedor y el acceso a la vivienda.

El programa funcional se desarrolló en tres niveles. Las zonas públicas o de día se localizaron en la planta intermedia en relación con el jardín y las zonas de noche en el nivel superior para el disfrute del paisaje. Se completó el programa con un sótano donde formalizaban los servicios de la vivienda y un espacio de uso polivalente iluminado naturalmente por un patio en relación directa con el acceso a la vivienda.

La casa pretende mostrarse como una edificación simple y sencilla a la calle y desplegar su escala en su vertiente más privada, abriéndose a la captación de luz natural.

 

CAJA DE MADERA:

En contraste a la construcción tradicional de un muro de carga de un pie de ladrillo caravista y su condición de zócalo de carácter estereotómico. La Caja de madera se construye mediante un sistema de entramado de madera ligero por piezas prefabricadas en taller y montadas con camión grúa, en contraposición al zócalo enfatizando su condición téctonica, ligera. Llevando el ejercicio de hacer flotar la caja desde la visión hasta su ejecución.

 

FACHADA EN MADERA CARBONIZADA:

El revestimiento de madera de alerce Europeo Larix Decidua Mill. de la fachada oculta los elementos de evacuación de aguas y formaliza el perfil geométrico de la caja de madera. Su acabado se basa en la carbonización de una fina capa de la tabla y su posterior cepillado, acentuando los anillos de verano y dando textura con relieve a la piel expuesta a un ambiente marítimo exigente. Finlamente se reparte una película filmógena translúcida que ayuda a homogeneizar el aspecto de la tabla y alargando la durabilidad dentro del ciclo natural de la madera. El proceso ha sido ejecutado artesanalmente, siguiendo la técnica japonesa Shou-sugi-ban tabla a tabla, por las manos del Ramón el carpintero.

Presupuesto
280.000 €
Constructor
Cons. Rehab. San Mamés S.L.
Año
2020
Colaborador
ISOSTATIKA (estruct.)
Tipología
Residencial
Fotografía
Luis Díaz Díaz
Localización
Gorliz, Bizkaia.
Escala
250m2
El terreno presenta una topografía con un desnivel de 4 metros en el eje norte-sur. La premisa marcada por el cliente de que la vivienda y el jardín estuvieran al mismo nivel, fue el punto de partida y orientó las decisiones que fundamentan el proyecto.
Una ligera caja de madera, “La Ferme”, de geometría rotunda pero sencilla se encargaba de centrar el protagonismo desde la calle y permitía contemplar las vistas lejanas desde su interior. La proyección de la caja se apoyaba sobre un zócalo de ladrillo retranqueado que acogía el porche en relación directa con la cocina-comedor, el acceso a la vivienda y absorber el desnivel que había desde la calle.
La casa pretende mostrarse como una edificación simple y sencilla a la calle y desplegar su escala en su vertiente más privada, abriéndose a la captación de luz natural.
El revestimiento de madera de alerce Europeo Larix Decidua Mill. de la fachada oculta los elementos de evacuación de aguas y formaliza el perfil geométrico de la caja de madera. Su acabado se basa en la carbonización de una fina capa de la tabla mediante la técnica Shou-sugi-ban, acentuando los anillos de verano y dando textura con relieve a la piel expuesta a un ambiente marítimo exigente.
La Caja de madera se construye mediante un sistema de entramado de madera ligero por piezas prefabricadas en taller y montadas con camión grúa, en contraposición al zócalo enfatizando su condición téctonica, ligera. Llevando el ejercicio de hacer flotar la caja desde la visión hasta su ejecución.