1709

Tomás Bilbao

El bajo cubierta sobre el que se interviene, es proyecto y diseño del arquitecto Tomás Bilbao, el edificio data del año de 1929 y es de un corte academicista con matices racionalistas.

La organización en planta de “L”, tenía el tramo final del ala corta para las dependencias del servicio, orientada a patio y el resto, el área noble, orientada al sureste con buena iluminación y ventilación natural. La intención del cliente era la de no alterar la idiosincrasia de la casa, si bien, pretendía eliminar las dependencias de servicio y recorridos de pasillos, desactualizadas en estos tiempos. Para ello, se proponen dos pequeñas intervenciones; la primera reducir el tramo de pasillo y equiparlo de almacenaje, la segunda, formalizar una zona de servicio con cocina espacialmente más amplia y zona de lavadero, así como diseñar un baño completo más acorde con los cuatro dormitorios que dispone la vivienda.

Por lo tanto, a excepción del reajuste de la distribución en pequeños matices, los esfuerzos se centran en la conservación y recuperación, con el fin de destacar al máximo los elementos de carpintería originales, que son el atractivo de la vivienda. Se restauran las puertas, jambas, ventanas y suelos de madera de pino amarillo del sur, dejándolos al natural. La madera es de una calidad propia del momento histórico en el que se construye el edificio. Dicha madera, o de análogas características, es prácticamente imposible de encontrar hoy en día. Con esas claves constructivas se desarrolla el trabajo con el fin de conseguir un habitar contemporáneo, respetando lo existente.

Presupuesto
< 100.000 €
Constructor
Kesta Proyectos S.L.
Año
2019
Tipología
Residencial
Fotografía
Biderbost Photo
Localización
Ensanche, Bilbao, Bizkaia
Escala
140m2
La intención de la propiedad era la de no alterar la idiosincrasia de la casa, si bien pretendía eliminar las dependencias de servicio y recorridos de pasillos, desactualizadas en estos tiempos.
A excepción del reajuste de la distribución y en pequeños detalles, los esfuerzos se centran en la conservación y recuperación, con el fin de destacar al máximo los elementos de carpintería originales, que son el atractivo de la vivienda. Con esas claves constructivas se desarrolla el trabajo con el fin de conseguir un habitar contemporáneo, respetando lo existente.
Se restauran las puertas, jambas, ventanas y suelos de madera de pino amarillo del sur, dejándolos al natural. La madera es de una calidad propia del momento histórico en el que se construye el edificio. Dicha madera, o de análogas características, es prácticamente imposible de encontrar hoy en día.